No es sabio el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.Francisco de Quevedo y Villegas