El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él.Proverbio chino